7 trucos para mantener tu casa fresca en verano

¿Tienes la sensación de que en tu casa hace mucho calor y no te queda otro remedio que poner el aire acondicionado? Las temperaturas españolas en verano, por norma general son muy altas y es complicado estar cómodo en casa sin necesidad de utilizar ventiladores o máquinas de aire acondicionado.

Por ello, hemos decidido traeros unos cuantos tips para mantener vuestra casa con unas temperaturas un poquito más soportables. Parecen una tontería…¡Pero funcionan!

1. Baja las persianas durante el día.

Sin duda, uno de los trucos mas sencillos y efectivos. Cierra las ventanas y baja las persianas durante el día para evitar que entre aire caliente en la vivienda. Si consigues mantener el mayor nivel de oscuridad posible en casa, conseguiras rebajar la temperatura en aproximadamente 3 grados.  Cuando empiece a ponerse el sol, abre todas las ventanas y levanta todas las persianas para que entre aire un poco más fresco.

2. Ventila al amanecer y al anochecer.

Intenta crear corrientes de aire al amanecer y al anochecer, aprovechando para ventilar tu casa en las horas de menos calor del día.

3. Extractores, esos grandes olvidados.

Utiliza el extractor de la cocina siempre que cocines y el del baño si eres de lxs que no puede evitar darse una ducha caliente incluso cuando estamos a más de 30º. Esto es fundamental para airear la casa de vapor de agua y calor.

4. Bombillas LED, por el mundo…y por ti.

Las bombillas tradicionales emiten mucho calor. Opta por utilizar siempre bombillas LED. No solamente reduciras el gasto energético notablemente, si no que además conseguiras dismunuir una fuente de calor en la que alomejor no habías caido.

5. Si tu cambias tu ropa en verano, ¿Por qué no haces lo mismo en casa?

Intenta utilizar los blancos o los estampados que te recuerden a algo más fresco, como un estampado floral. Esa sensación mental hace bastante. Por otro lado, retirar las alfombras de casa puede hacer que el suelo este más fresquito también.

6. La lavadora y el lavavajillas, mejor por la noche

La mayoría de electrodomésticos, además de consumir bastante energía, emiten mucho calor, especialmente si son un poco antiguos. Intenta utilizarlos solo por la noche ya que además, probablemente el gasto energético sea menor.

7. Láminas solares, muy efectivas.

Las láminas solares en las ventanas reflejan la luz y el calor sin necesidad ninguna de retirar el cristal y pudiendo reducir el calor un 75%.