Los mejores tipos de vitrocerámica

Cocinar es una de las actividades domésticas favoritas de muchas personas. Si eres de los que te gusta disfrutar de este proceso, elegir la mejor vitrocerámica para tu cocina puede ser algo muy importante. Por ello, escoger la vitrocerámica adecuada depende de tus necesidades específicas y preferencias personales. A continuación, te presento algunos de los mejores tipos de vitrocerámicas que puedes considerar:

Los mejores tipos de vitrocerámica

Vitrocerámica de resistencias eléctricas

Este tipo de vitrocerámica es uno de los más tradicionales. Utiliza resistencias eléctricas debajo de la superficie de cerámica para calentar las zonas de cocción. Son fáciles de usar y suelen ser más económicas en comparación con otras opciones. Sin embargo, su tiempo de calentamiento es más lento y la distribución del calor puede no ser uniforme.

Vitrocerámica de inducción

Las vitrocerámicas de inducción son cada vez más populares. Utilizan campos magnéticos para calentar directamente los utensilios de cocina, lo que las hace altamente eficientes y seguras. Calientan rápidamente y ofrecen un control preciso de la temperatura. Además, son fáciles de limpiar, ya que la superficie no se calienta directamente. Sin embargo, debes asegurarte de que tus utensilios de cocina sean compatibles con la inducción, ya que deben ser magnéticos.

Vitrocerámica con zona flexinducción

Estas vitrocerámicas son una variante de las de inducción que ofrecen zonas de cocción flexibles y adaptables. Puedes combinar varias zonas para cocinar en recipientes más grandes o usarlas de forma independiente para cocinar en recipientes pequeños. Esto proporciona una gran flexibilidad en la disposición de los utensilios de cocina.

Vitrocerámica de gas sobre vidrio

Estas vitrocerámicas combinan la estética de la vitrocerámica con la versatilidad del gas. Tienen quemadores de gas que se encuentran sobre una superficie de vidrio, lo que facilita la limpieza y le da un aspecto elegante a tu cocina. Ofrecen un calentamiento rápido y preciso, así como un control ajustable de la llama. Son una excelente opción para aquellos que prefieren cocinar con gas.

Vitrocerámica mixta

Estas vitrocerámicas combinan zonas de cocción eléctricas con zonas de gas. Esto brinda versatilidad a la hora de cocinar, ya que puedes elegir entre distintas fuentes de calor según tus preferencias y necesidades. Son ideales para quienes desean lo mejor de ambos mundos.

Vitrocerámica táctil o con controles deslizantes

Muchas vitrocerámicas modernas cuentan con controles táctiles o deslizantes en lugar de botones giratorios. Esto no solo les da un aspecto elegante, sino que también facilita la limpieza y ofrece un control más preciso de la temperatura.