Te explicamos como dar de alta el gas en tu nueva cocina

Cumpliste con la meta de tener una nueva cocina ¡felicidades! Pero ahora queda dar de alta el gas para que puedas contar con este servicio en tu hogar. Por ello, te explicamos cuáles son los pasos a seguir.

¿Cómo dar de alta el gas en tu nueva cocina? 

Luego de culminar todas las labores de tu nueva cocina viene este paso importante: dar de alta el gas. Si no realizas este trámite, lamentablemente no podrás acceder al preciado gas. Es necesario hacerlo una vez instalada, ya que puede demorar unos días en aprobar tu solicitud.

Para dar de alta el gas hay dos opciones: una es la de reinstalación y la otra cuando es primera vez. Dependiendo cuál es tu situación actual se siguen los siguientes pasos:

Reinstalación

Esta gestión es un poco más fácil porque sólo tienes que tener los requisitos a la mano y contactar a la comercializadora para que te reactiven el suministro. Luego de aprobar tu solicitud, enviará al técnico para instalar el contador de gas.

Primera vez de alta. Es preciso indicar que el derecho de alta se pagará en la primera factura.

  • Contar con la canalización.
  • Comprobar y certificar la instalación. En dado caso de que no cuentes con instalaciones, contacta la distribuidora de tu zona. Luego de realizarla te emitirá el certificado y asignará en CUPS.
  • Elegir comercializadora. Luego del paso anterior ya puedes elegir la comercializadora y la tarifa a contratar. La comercializadora es la encargada de hacer los trámites pertinentes con la distribuidora de gas cercana a tu residencia.

Antes de ir con los requisitos, se debe tomar en cuenta si se dará de alta en un piso o vivienda. Esto, por la importancia que tiene la instalación, si no se tiene no se contará con el suministro de gas. En el primer caso, la instalación es comunitaria y en el segundo, sería una propia. 

¿Cuáles son los requisitos para dar de alta el gas?

Para dar de alta el gas se deben recaudar unos requisitos y presentarlos a fin de hacer el contrato con la comercializadora elegida. Si cumples esto al pie de la letra más la instalación, tu suministro estará garantizado en unos 7 días hábiles. Básicamente, solicitan la siguiente documentación:

  • Documento de propiedad o contrato
  • Documento de identidad y nombres completos
  • Datos de contacto: teléfono y correo
  • Datos bancarios para domiciliar el pago (código IBAN)
  • Código Unificado Punto de suministro (CUPS) del gas. Este código lo asigna la distribuidora de gas y es el que va a identificar tu punto de suministro.
  • Certificado de instalación de gas individual, no mayor a un año.
  • Tarifa contratada

Cabe destacar que si el punto de suministro tiene un contrato vigente el tiempo de respuesta tiende a ser mayor. Además, si hay facturas sin pagar también se verá afectado el servicio. Si estás alquilando el inmueble es necesario conocer esos detalles con el dueño, incluso antes de las labores en la nueva cocina.

¿Cuáles son las tarifas disponibles para dar de alta el gas?

Para dar de alta el gas en tu nueva cocina debes conocer y comparar las tarifas que se aplican y ver cuál está más ajustada a tus necesidades. Esto va a influir en el monto de tu facturación, por lo que hay que saber en cuál estás ubicado. En ese mismo orden, existen las tarifas de acuerdo al consumo, y son:

  • 3.1. Es la tarifa destinada a los consumos bajos (5.000 kWh/año), los que usan cocina y agua caliente
  • 3.2. Esta es para la calefacción, cuyos consumos están por encima de la tarifa anterior y por debajo de 50.000 kWh

Los costes que genera dar de alta el gas van a depender si es un punto nuevo, el tiempo dado de baja y si ha tenido antes un suministro. Para totalizar se suma el derecho de alta (dependiendo la comunidad autónoma) y el de acometida (nueva construcción o baja por más de 5 años).