¿Tienes un comercio? Apuesta por la accesibilidad

Tal y como venimos hablando desde hace unos meses, desde el pasado mes de Diciembre todos los espacios públicos deben cumplir con la última normativa de accesibilidad, cuyo objetivo es garantizar el acceso a cualquier espacio a todos los ciudadanos, independientemente de su condición física.

Por supuesto, los comercios y demás establecimientos abiertos al público deben cumplir con esta normativa, de forma que puedan ser utilizados por aquellas personas que sufran alguna discapacidad física de forma autónoma, segura y normalizada.

Diversas normativas estatales y autonómicas exigen a los comercios y establecimientos de uso público cumplir con unas condiciones mínimas de accesibilidad que varían según la tipología de los establecimientos.

¿Cuando es accesible un comercio?

Un comercio es accesible cuando todas las personas pueden no solamente acceder al local sin ningún problema, si no también circular, orientarse en él, poder hacer uso de sus servicios y comunicarse con el personal de atención al público fácilmente.

¿Cuales son las principales ventajas de disponer de un comercio accesible?

Más allá de las ventajas evidentes de facilitar la vida a aquellas personas que más lo necesitan y acercarles nuestros productos, un comercio accesible puede llegar a ser realmente beneficioso para una empresa.

Cuando tienes un comercio accesible, tu empresa ganará notablemente en la percepción que los consumidores tienen sobre ella. Disponer de un comercio accesible es disponer de un entorno de mayor calidad, es disponer de un producto con un bien añadido y es ofrecer un servicio que puede ser utilizado por cualquier persona.

Las empresas consideradas por los consumidores como socialmente responsables suelen generar ventajas competitivas respecto a otras empresas del sector y del mismo ámbito geográfico, ya que se trata de un factor cada vez más determinante a la hora de cerrar el proceso de compra por parte de un cliente.

Cada vez más comercios son accesibles

Gracias a la nueva normativa de accesibilidad universal, así como a una mayor conciencia social al respecto, a día de hoy, cada vez son más los comercios que facilitan los accesos a las personas de movilidad reducida. Especialmente las grandes superficies cuentan con numerosas soluciones constructivas para mejorar la experiencia de compra de personas discapacitadas.

Si bien la instalación de un ascensor requiere una inversión muy elevada y no es aplicable para todo tipo de comercios, existen numerosas alternativas para adaptar un espacio y convertirlo en un espacio accesible, como por ejemplo la construcción de una pequeña rampa de acceso, instalar un elevador vertical o colocar una silla o una plataforma salvaescaleras.

Estos sistemas son muy interesantes ya que no requieren de una inversión tan elevada y son 100% adaptables a cualquier tipo de escalera. Su único requisito básico es la necesidad de una toma de corriente próxima a su lugar de instalación.

¿Te gustaría reformar tu comercio?

Si estás pensando en reformar tu comercio para que cumpla con la ley de accesibilidad universal, llama ahora al 968 349 827 , escríbenos un e-mail a info@bastidadesign.es o rellena el formulario de nuestra página de contacto, estaremos encantados de atenderte.

Además, estamos a tu entera disposición de lunes a viernes en nuestra oficina de reforma de espacios accesibles en la calle Mariano Girada, 25, ¡en pleno centro de Murcia!